Carta a Parmenio Medina

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si supieras Compadre (ojalá lo sepás)

cuántas cosas han pasado

desde aquel fatídico día, hoy hace diez años,

cuando esa bala asesina nos privó de tus denuncias

¿Quién fue tu ejecutor? Al final , que importa,

todos se dicen inocentes,

lo cierto es que no les gustó tu escuadrón anti chorizo,

¿Cual escuadrón?,  eso creíamos,

eras vos solo, nadie levantó tu estandarte,

 

No vayás a creer  que tu sacrificio sirvió de mucho,

no costeó  el inmenso dolor de tu familia –

de seguro aún escuchan tu voz en las madrugadas de insomnio-

y el de unos cuantos (no queremos quedar fuera)

que al menos te recordamos

 

Hoy más que hace diez años

el fantasma del crimen, la estafa y la mentira,

sigue deambulando libremente por las calles,

se compran conciencias,

se siguen cambiando espejos por cuentas de vidrio

Se  aprueba  vía decreto la agresión al ambiente, (crucitas)

¿Y el TLC?,  ¿y la campaña del miedo y la vergüenza?

Por lo menos “tres patadas” por la Vía a Caldera nos perdimos

 

Hoy recordamos  con  nostalgia a tu niña  mimada: tu “Patada”,

El chunche, Emeterio, Trompo loco,  y todo el humor que por años,

llenó de alegría nuestras mañanas de domingo

cuando nos levantábamos “de apolillar mal dormidos”

 

A  diez años de tu partida, forzada por el odio,

la mentira y la ambición de unos cuantos,

en la Asociación Amubis, te recordamos y te cantamos:

“Quién calló la verdad,

Quién cegó la voz valiente

Quién disparó contra la libertad

contra la voz de la gente”*

*Fragmento de «El sicario»  de Manuel Monestel

Asociación Cultural Amubis

7 de julio de 2011

Comentarios cerrados.