Miriam…

 

miriam

Hoy hace 25 años se nos fué Miriam Flores en un desafortunado accidente, la fuerza de la naturaleza se impuso a la temeridad humana, dejándonos sumidos en el más grande de los percances que ha atravesado en nuestra organización en todo lo que llevamos de vida grupal.

Sin duda, tanto a los miembros que convivimos con ella, con su viveza, audacia, carisma y don de gentes, como a la nueva generación de compañeros y compañeros, nos ha calado profundamente tanto su paso por nuestra organización como su partida, tanto así que después de un cuarto de siglo, seguimos viviendiéndola y recordando sus anécdotas y travesuras.

No podemos olvidarnos por supuesto de su entrañable amiga, su cómplice y confidente: «Tere», la negra del higo como le decíamos, que años más tarde siguió su camino, cada una a su manera dejó su huella; Amubis, es lo que es, gracias en buena parte a compañeros y compañeras que han pasado por aquí, unas se han ido hacia esa «misteriosa eternidad», a otros y otras aún tenemos la suerte de tenerlos y tenerlas un poco más cerca, no podemos ni debemos olvidarles.

A todos y todas las compañeras que tenemos la dicha de pertenecer a esta bendita organización, sirva la conmemoración de un aniversario más de la partida de Miriam, en honor a ella y a los otros y otras ausentes, les insto, les invito a que no abandonemos este barco, que aunque a veces la marea y la tempestad nos azota, también hay momentos donde la mar está tranquila, el cielo despejado y las estrellas orientan nuestro rumbo a puerto firme, ese puerto que no es otra cosa que la UTOPIA que todos y todas anhelamos.

Ricardo Camacho

Comentarios cerrados.