Manifiesto por los Derechos Culturales

Asociación Cultural Amubis
Manifiesto por los Derechos Culturales

 

Hemos cumplido una jornada democrática sui géneris, como pocas o ninguna realizada en nuestro país anteriormente, tanto en lo que respecta al protagonismo de actores tradicionales como a temática expuesta y a recursos utilizados.

Si bien es cierto que la gestión o el manejo del miedo ha sido un recurso utilizado en múltiples ocasiones y en diversos escenarios de la ostentación del poder, (recordemos el memorándum del miedo en el proceso de referéndum del TLC) nunca antes había sido a partir de un recurso proselitista donde las creencias religiosas y la fe jugaron un papel muy importante, sin escatimar la violación de la libertad, la sensibilidad, idiosincrasia y los valores integrales que tenemos como seres humanos.

Insinuar tan solo la posibilidad de coartar la libertad cultural, (esto, sin ahondar en el análisis del concepto) como se manifestó en alguna de las intervenciones, fue una provocación para todas y todos los que nos dedicamos al campo de la gestión cultural, entendida esta como la acción de promover, acompañar y realizar proyectos culturales ya sea desde la gestión comunitaria o de acciones acompañadas por instituciones públicas y otras organizaciones, con el fin de que las personas logren una vida plena a partir de una identidad propia, apegada a sus valores y al derecho a ampliar opciones individuales y no en preservar valores ni prácticas como un fin en sí con una lealtad ciega hacia las tradiciones, tal y como indica el informe sobre Desarrollo Humano 2004 de la ONU, dedicado al tema de la cultura.
Lo ocurrido el pasado domingo 1 de abril en el que el candidato del PAC, Carlos Alvarado fue electo presidente de la república para el periodo 2018-2022, nos debe regocijar a quienes respetamos y compartimos valores como la identidad de género, el derecho a la cultura, al arte, la defensa de nuevas opciones de entretenimiento y de enriquecimiento intelectual, el destierro para siempre de prácticas e ideas que denigran al ser humano, como son la homofobia, la misoginia y la xenofobia, entre otras provenientes de un sistema patriarcal de dominación.

El respiro que hemos dado los que nos movemos en este sector cultural, de por si dejado de menos, en un sistema capitalista neoliberal, excluyente y depredador, nos obliga a ser garantes de los logros que esto significa, tenemos que ser vigilantes para que este pequeño avance logrado no nos sean arrebatado, nos hemos salvado de caer en un abismo pero el camino es largo y tortuoso y aún quedan muchos obstáculos.

Es por esa razón que desde la Asociación Cultural Amubis, con el derecho moral que nos asiste y nos respalda, siendo una organización con más de 40 años en la gestión cultural comunitaria, habiendo luchado contra viento y marea ante un sinnúmero de adversidades, promoviendo el arte y su función social, el rescate del patrimonio desde una base conceptual sólida, hecho que nos hizo acreedores al “Premio Nacional de Cultura en Gestión y Promoción Cultural 2016”, proponemos a todo el movimiento cultural del país, a todas las organizaciones, a todo el sector artístico, promotores, gestores, trabajadores de la cultura en general:

A ser vigilantes de lo que hasta ahora se ha logrado en materia cultural e instar al nuevo gobierno para que se mantengan en sus puestos o se nombren las personas idóneas, que tengan el perfil, la experiencia, el conocimiento, pero sobre todo el compromiso con una área que es vital para el desarrollo del país, que requiere de funcionarios que no se limiten a desempeñar un puesto burocrático o político, sino que tengan y sientan un compromiso y una identificación con las necesidades y políticas públicas que deben regir el sector cultura, pero además a mantener y potenciar políticas culturales que en buena medida han beneficiado al sector cultura, dentro de lo que podríamos mencionar, los recursos no reembolsables que se ponen a disposición para el desarrollo y promoción de la cultural y que han contribuido a que muchas organizaciones culturales y artísticas lleven hasta sus comunidades, parques, teatros, toda la magia transformadora del arte, el empoderamiento de espacios públicos para la convivencia social, las posibilidades de acceso a la práctica y apreciación de las diversas manifestaciones que nos hacen ser más comunidad, más sociedad comprometida con los derechos humanos y el respeto a las diferencias. Por otra parte es importante hacerle ver a la nueva administración que se tome en consideración los efectos negativos que puede tener los recortes fiscales en marcha, a la promoción cultural que le corresponde al Estado.

Consideramos que el aporte hecho por el sector cultura en este proceso, preocupados por el retroceso al que nos enfrentábamos y no por ningún interés político partidario, nos otorga el derecho a realizar esta petición.

Asociación Cultural Amubis
San Isidro de El Guarco
Cartago

Comentarios cerrados.