Una noche de grandes recuerdos en la Sala Amubis

La noche del 3 de noviembre tuvo lugar en el Centro Cultural Amubis un gran encuentro: más de 45 años de historia musical colmó nuestra sala:, en este espacio que ha sido escenario de grandes acontecimientos musicales y de las artes escénicas en general con cientos de espectáculos de artistas nacionales e internacionales, trajimos al presente grandes momentos de aquella época gloriosa de finales de los años sesenta e inicios de los setenta.

Habían conformado un trío por allá de 1971 junto a José Antonio Cordero, tocando música de Crosby, Stills, Nash & Young y otros grandes de la época. Nos referimos a dos grandes músicos y amigos; Alfredo Antillón y Alvaro Fernández, los cuales tuvieron un “interludio acústico” con canciones de Neil Young, por supuesto en el marco de un gran concierto con el legendario Grupo de Rock La Silla Eléctrica, con Marcos Elizondo y Esteban Soler en las guitarras, .Carlos Pardo en el bajo y por supuesto Alfredo Antillón en la batería.

De este encuentro manifestó Alvaro Fernández: Alfredo regresó hace unos años a Costa Rica, habiendo mantenido vivo el corrientazo de La Silla Eléctrica todos esos años, gracias a sus visitas periódicas al terruño, y pese a la distancia temporal y geográfica de su larga vida en Turquía. Yo lo saludaba desde su regreso, proponiendo un día sí y otro también un reencuentro musical que finalmente logramos plasmar anoche, gracias a las ganas de Alfredo de hacerlo, al apoyo de los hermanos de La Silla, Marcos Elizondo, Esteban Soler y Carlos Pardo, Calilo, quienes me dieron el abrazo de bienvenida cuarenta años después, como si no hubiera pasado un instante.(facebook/alvarofernandez-gonzalez).

Gracias amigos por permitirnos ser protagonistas de esta historia, que es la historia de los inconformes, de los soñadores, de los “rebeldes para siempre”

Alfredo Antillón y Alvaro Fernández

Esteban Soler, (guitarra y voz)

Marcos Elizondo (Guitarra) Carlos Pardo (Bajo)

 

Comentarios cerrados.